septiembre 2017

Más de 4500 estudiantes desarrollan actividades en el Club Juan Pablo II

En septiembre y octubre, Colegios de nuestra ciudad están realizando actividades de recreación y aprendizaje en las instalaciones de nuestro club.

En dos meses, más de 4500 alumnos de instituciones educativas de nuestra ciudad realizan distintas actividades en las instalaciones del Club Juan Pablo II, una propuesta que crece, permitiendo a estas instituciones gozar de las 14 hectáreas del predio, pudiendo realizar actividades educativas, recreativas y de integración con sus alumnos.

En los meses de septiembre y octubre alumnos de los colegios: Juan XXIII (400 chicos); Juvenilia –secundario (200 chicos); Monjas Azules (120 chicos); Colegio Deán Funes (450 chicos); Colegio San Agustín (1000 chicos), Colegio Sargento Cabral (250 chicos); Colegio Luciani (50 chicos); Colegio San Antonio de Padua (120 chicos); Francisco Luis Bernárdez (80 chicos); Colegio ISPE (1200 chicos); IPEM 163 (260 chicos) y el Centro Educacional San Jorge, que festejará  el Día de la familia cuyo número de asistentes nos llevan a casi a 5000 alumnos.

Esta actividad que desarrollamos en el Club Juan Pablo II es abierta a todo tipo de instituciones educativas, a las que se suman empresas y organizaciones, que  desean disfrutar de un gran espacio arbolado y con instalaciones adecuadas para realizar acciones de trabajo grupal o simplemente esparcimiento.

El Instituto Juan Pablo II crece con Obras

Con obras de infraestructura, el Instituto Parroquial Juan Pablo II sigue creciendo para ofrecer mejores servicios y calidad a sus alumnos y docentes.

El Instituto Juan Pablo II crece cada año, en cantidad de alumnos, en nuevos cursos en el nivel secundario (ya tenemos alumnos cursando el tercer año) y en la búsqueda de dar mejores servicios a todos los que forman parte de la comunidad educativa.

En la actualidad se están construyendo seis nuevas aulas, más dos salas abiertas para su utilización como dirección, laboratorios o salas de computación, según sean las necesidades. Asimismo, se están construyendo nuevos baños zonificados para alumnos, docentes y discapacitados.

La obra está en estado muy avanzado, y según indicó la arquitecta Gabriela Battistella: “ahora llega la etapa de colocación de puertas y aberturas en general, por lo que seguramente en 2018 las nuevas instalaciones podrán ser inauguradas”.

Contar con más y mejores aulas y espacios de aprendizaje es importante para lograr que los alumnos obtengan los resultados académicos esperados. Una buena infraestructura escolar con espacios renovados, posibilita que niños y jóvenes puedan mejorar su interés por aprender, y también motiva a los docentes.

Por este motivo, consideramos que las inversiones en infraestructura tienen un papel fundamental para solucionar el problema del acceso al sistema escolar y para mejorar el rendimiento académico.

Como en todas las obras de la Asociación Civil Hombre Nuevo, festejamos y nos alegramos cada vez que sumamos un ladrillo más en esta construcción solidaria. En este caso gracias al apoyo recibido por parte de la provincia, pero también por la labor de todos los que ponen un granito de arena.