Hombre Nuevo

“Aprendiendo habilidades sociales para la vida”

Teniendo en cuenta la Misión de nuestro Club Juan Pablo II “Acompañar el desarrollo Integral (bio-psico-socio-espiritual) de niños, adolescentes y jóvenes a través del juego y el deporte como puntos de partida” desde el Área Social se comenzó a trabajar desde el año 2017, de manera articulada, con la Fundación ICTUS con Talleres psico-educativos, dictados por equipo de profesionales en psicología de la mencionada fundación. Dirigidos a las categorías más pequeñas de nuestro Club.

Fundación Ictus:

Dicha Fundación es una organización cordobesa que desde el año 1998 se dedica a acompañar a familias en la crianza, promoviendo vínculos afectivos y seguros que lleven a una convivencia sana y agradable. Apuntan a favorecer la salud psicosocial de padres, madres, cuidadores, niños, niñas y docentes con el apoyo de profesionales especializados en familia y educación emocional. Está dirigido a padres, madres, cuidadores, niños, niñas y docentes, en instituciones escolares y de salud.

Objetivo de los Talleres Psico-educativos:

Brindar un aporte significativo en la regulación emocional de los niños, fomentando la adquisición de valores y promoviendo el desarrollo de habilidades inter-personales.

¿En qué consisten los talleres?

En cada taller se desarrolla una temática diferente (Derechos y  Deberes de los niños, emociones positivas, emociones negativas, comunicación verbal y no verbal, autoestima, estilos de conducta etc.) que es abordada a través del juego y la recreación como así también se da espacio a la reflexión favoreciendo la incorporación paulatina de ciertos valores y habilidades sociales en cada niño.

Metodología utilizada

Es preciso destacar que en cada Taller utiliza la técnica del “pistero” (una especie de libro con páginas de papel afiche dónde se detallan lo que sucede en cada encuentro), una herramienta clave para  el registro de emociones, pensamientos, actitudes de los chicos relacionadas con la temática que se trabaja en cada encuentro, a fin de que los niños puedan comprender, internalizar y  poner en práctica  lo reflexionado.

Desde el primer Taller se establecieron ciertas consignas y normas de convivencia buscando generar un espacio para que puedan compartir entre ellos y conocerse, donde a cada uno se lo llama por su nombre, se lo escucha y respeta sus opiniones.

Se genera con los chicos vínculos de empatía y confianza para crear un clima propicio dónde se sientan cómodos y distendidos, haciendo hincapié en el reconocimiento del otro como un ser valioso en sí mismo.

Al finalizar cada taller, conjuntamente con el Equipo de la Fundación Ictus, se trabajan algunos aspectos relevantes que surjen en el desarrollo del encuentro, pudiendo de esta manera identificar ciertas actitudes particulares y cambios significativos  en el comportamiento de algunos chicos, que pudieran llegar a significar casos emergentes para un abordaje social particular.

Consideramos muy enriquecedora esta experiencia y la oportunidad de poder trabajar en conjunto promoviendo el desarrollo integral de los niños que asisten al Club, ya que los talleres contribuyen a brindar un aporte significativo en la regulación emocional de los niños, fomentando la adquisición de valores y promoviendo el desarrollo de habilidades inter-personales.

Queremos resaltar el modo en que los chicos a través del juego y la recreación fueron de a poco incorporando y reforzando ciertos valores, y cómo esta dinámica lúdica contribuyó a  que  haya un clima favorable para que aprendan a comunicarse de diferentes maneras con sus pares. Fue importante que desde el primer taller se establecieran ciertas consignas y normas de convivencia buscando generar un espacio para que puedan compartir entre ellos y conocerse, dónde a cada uno se lo llama por su nombre, se lo escucha y respeta en lo  que cada uno expresa. Cabe agregar a ello la capacidad de los profesionales de ICTUS de generar con los chicos una empatía y confianza inmediatas creando un clima propicio para que se sintieran cómodos y distendidos. Ya que se hace hincapié en el reconocimiento del otro como un ser valioso en sí mismo. De este modo, con el transcurso de los talleres fue notoria la soltura y motivación con que los chicos se animaron a expresar sus emociones.

Es preciso destacar lo valioso de la técnica implementada en todos los talleres relacionada con la utilización del “pistero”, una herramienta clave en el registro de emociones, pensamientos, actitudes relacionados con la temática trabajada en cada taller a través de los juegos. Fue de mucha utilidad esta técnica, que permitía reflexionar sobre ciertos aspectos de la temática abordada (Derechos y  Deberes de los niños, emociones positivas, emociones negativas, comunicación etc) a fin de que los niños puedan comprender, internalizar y  poner en práctica  lo reflexionado.
Desde nuestra Asociación Civil, ante los resultados positivos observados en este tiempo con estas categorías más pequeñas, consideramos fructífero contar con la continuación de estos talleres, en la segunda etapa del año, para afianzar lo internalizado y profundizar en nuevas habilidades en el niño.

Gracias a la Fundación ICTUS porque unidos podemos trabajar con objetivos que aportan al crecimiento y desarrollo del niño.

“La Familia, 1° Equipo”

Por motivo del Día de la Familia se llevó a cabo un taller interactivo titulado La Familia 1° Equipo” dictado por  el profesor Manuel Ruiz destinado a los padres de las diferentes Categorías y Escuelitas Deportivas Talleres Juan Pablo II. Dicho encuentro se realizó en el quincho del  Club Juan Pablo II donde participaron 41 padres.

En primera instancia el profesor hizo una introducción al tema rescatando el papel esencial que cumple la Familia en la Educación Integral del Niño. Luego realizó una dinámica de trabajo grupal donde se trabajaron diferentes valores que contribuyen a que la familia sea un espacio saludable para el crecimiento del niño en diferentes aspectos.

Los valores trabajados fueron: respeto, tolerancia, responsabilidad, esfuerzo, diversidad, educación, amor, felicidad. Todos estos valores son también los que de manera cotidiana se trabajan con los niños y jóvenes durante los entrenamientos y los partidos de competencia.

Se pudo respirar un clima ameno y de buena disposición por parte de los padres que contribuyó a que se pudiera lograr una construcción conjunta de los conceptos que se quisieron transmitir.

Obra Hogar El Buen Samaritano

 “Amor que transforma”.

¿Y quién es mi prójimo?

Este proyecto tiene como propósito fundamental formar un Hogar en el cual recibir y acompañar a aquellas personas que estaban en situación de calle y quieren abandonar ese estado, buscando una mejor calidad de Vida.

Cuando compartíamos acerca de la Obra Peregrinos, voluntarios que llevan un plato de comida a las personas que viven en situación de calle, hacíamos referencia a que lo que se busca es el “abordaje integral” de las personas visitadas. Conocerlos y acompañarlos para que puedan hacer el proceso de abandonar esta situación. Gracias a la fidelidad y a este contínuo lazo de confianza que entablan Los Peregrinos con las personas visitadas es que un buen -y bendecido- día deciden abandonar la calle y buscar un lugar bajo techo para vivir.

Así nació el Hogar el Buen Samaritano y su nombre hace referencia a esa parábola que contaba Jesús de un hombre de Samaria que en su camino encontró a un hombre que había sido asaltado y golpeado por unos ladrones quienes lo dejaron tirado y medio muerto. Primero pasaron un sacerdote y un levita que al verlo se desviaron y siguieron de largo. “Pero un samaritano que iba de viaje llegó adonde estaba el hombre y, viéndolo, se compadeció de él. Se acercó, le curó las heridas, y se las vendó. Luego lo montó sobre su propia cabalgadura, lo llevó a un alojamiento y lo cuidó.” (Lc. 10, 33:34)

Algunos de nosotros tampoco queremos ni mirar a estas personas en situacion de calle. Nos cruzamos de vereda, damos un rodeo, seguimos de largo, nos alejamos… justamente para no sentirnos “prójimos”.

Pero quienes son voluntarios del “Hogar” actúan precisamente, como el buen Samaritano. Reciben a estos hombres y mujeres quienes han sido apaleados por la Vida, por una sociedad que no tiene trabajo para ellos, golpeados por los vicios, o por diversas situaciones que los dejaron postrados y malheridos. Y se compadecen de ellos.

En el Hogar se respira el aroma del pan recien horneado, de unos matecitos “dulces”, casi tan dulces como la sonrisa de Ramón quien los ceba. Se siente el olorcito de la comida caliente, reparadora, hecha con Amor, de ese amor que cura las heridas del cuerpo y también las del alma. En el Hogar estas personas vuelven a tener una Familia, vuelven a ser llamados por su nombre, recuperan su dignidad.

Seguramente conocerán esas campañas publicitarias -un tanto engañosas- para vender productos con el típico “antes” y “después”. En el Hogar, eso se da de modo genuino. Es casi imposible reconocer a la misma persona que estaba antes en la calle con la que después vive en el Hogar. Se los ve renovados, sanos, el cabello arreglado, con brillo en su mirada. Y es que han sido restaurados en su integralidad por el cariño de los voluntarios que cuidan de ellos, les hacen compañía, generan actividades recreativas y talleres de oficio, actuando de ese modo como Jesús pedía: “Amando a sus prójimos como a sí mismos“.

“Anda entonces y haz tú lo mismo —concluyó Jesús.”  (Lc. 10, 37)

 

Letras peregrinas

Día del libro

En este Día del Libro, queremos hacer un homenaje a una de nuestras compañeras de camino, Silvia Vera, Peregrina, psicóloga y también escritora. Autora del libro “Otra Córdoba, el eslabón de los jueves”.

Silvia Vera es inquieta, enérgica, alegre; pereciera que nunca puede quedarse quieta. Pero además mira de un modo particular, como preguntando siempre, como si tuviera una mano invisible con la cual te palmea el hombro. Tal vez por esa razón y por su enorme humildad, es Peregrina cada jueves.

Justamente desde esa experiencia de peregrinar los jueves, nació su nueva obra “Otra Córdoba, el eslabón de los jueves”; una recopilación sentida de su experiencia trabajando como voluntaria en la Obra Peregrinos de la Asociación Civil Hombre Nuevo. “En todos lados son iguales… Berlin, San Pablo, New York, Stutgart, Córdoba… los encontrás en esos lugares casi ocultos, en el metro, en una esquina, bajo un puente. La actitud, las colchas, los olores, los diarios y cartones”, indica Silvia, y recuerda que justamente en su primera etapa le costó el acercamiento con los hermanos de la calle por los efluvios que generalmente los rodean.

Consultada por qué es ser Peregrino, aclara que “muchos saben más que yo. Pero creo que un Peregrino, tiene que tener el ánimo dispuesto, ser capaz de meterse en la subjetividad de esas personas con aspecto desagradable, incluso muchas veces dormidas, para despertarlos y poder ayudarlos. Es necesario poner en marcha la empatía”.

No es fácil ser peregrino, por ese motivo la obra siempre necesita voluntarios que acompañen, un día por semana como Silvia, Todos los días como su “compañero de ruta y maestro” Carlos Schroeder, unos meses al año como otros que participan o han participado.

“Me costaría mucho dejar de hacer lo que hago. Muchas veces me enfermé y mis hijos me decían que ya era suficiente. Sin embargo, cuando se arma ese lazo tan fuerte con las personas de la calle, la tarea se transforma en gozosa, a pesar de los pocos logros y las muchas frustraciones. El lazo de afecto es lo que sostiene”, afirma.

“La tarea implica, prestar mucha atención, oirlos, sugerir, orientar; y reconocer que somos un partecita, de un eslabón en una gran cadena solidaria”, nos aclara Silvia sobre como “ponerle el cuerpo a esto de ser Peregrinos”.

Finalmente, Silvia reconoce que las personas a las que asisten los Peregrinos, pueden haber tenido familia o un buen pasar, casa, confort; hasta trabajadores de organismos como la Municipalidad. “Pero detrás siempre hay una causa psicológica en las bases de su personalidad que los llevan a esa situación. Hay algunos casos de personas con algunos problemas neurológicos, operados de la cabeza”, concluye.

El libro de Silvia Vera, “Otra Córdoba. El eslabón de los jueves”, fue publicado por Ediciones del Boulevard, y se puede conseguir en las librerías.

Obra Peregrinos

“Obra Peregrinos” más que un servicio, es una experiencia.
Este proyecto específico de servicio, consiste en brindar un plato de comida a las personas en situación de calle y desde allí, asistir a nuestros hermanos “MÁS POBRES ENTRE LOS POBRES”. Está destinado a aquellos que viven de manera permanente en la calle, y los encontramos, preferentemente, dentro del microcentro de la Ciudad de Córdoba y que por una imposibilidad, PSÍQUICA O SOCIAL, no pueden concurrir diariamente a desayunadores, comedores y/o merenderos o alguna otra Institución que les brinde ayuda y albergue.
Lo que se busca…
El objetivo del servicio es asistir a una cantidad fija de personas en situación de calle, a fin de ir generando con cada uno de ellos, un vínculo de confianza que nos permita en el tiempo trascender la necesidad primaria de alimentación y comenzar a abordar otros aspectos que hacen a su DIGNIDAD y PROMOCIÓN (higiene, salud, vivienda, vínculos familiares, etc.).
Este servicio tiene características propias del Evangelio, y por tanto sus parámetros se diría que son contraculturales. Cuando el mundo de hoy pide eficacia, eficiencia, efectividad y rapidez; en Peregrinos somos muchas personas asistiendo a ‘una’ durante mucho tiempo, y los resultados pueden tardar muchos años en verse.
El propósito de los peregrinos va más allá de un simple asistencialismo y busca abordar de modo integral a las personas. Comenzando con un plato de comida, se produce el encuentro, se intenta conocer y comprender a la persona que se está visitando. Y en cada ronda, al tener éstas continuidad en el tiempo, se va generando la confianza necesaria para que la persona asistida tome la decisión de ponerse de pie y salir de la calle. La búsqueda de Los Peregrinos es ir acompañando este proceso.
Quizá una persona tarde años en dar el paso de salir de la calle pero al hacerlo, se genera una gran alegría en toda la Obra ya que se han gestado entre asistidos y voluntarios lazos de Amistad duraderos y fructíferos.
Por eso el lema de los Peregrinos es: Cambian sus Vidas, Transforman las nuestras“. Porque una vez que se sale a la calle ya nada vuelve a ser igual. La mirada se nos amplía y podemos ver con nuevos ojos a ‘los descartados’ de la sociedad.
En palabras de un voluntario de Peregrinos, el camino del Peregrino es un camino largo, no es efectista, no es cómodo. Pero es un camino de mucha profundidad”.
En Peregrinos cuenta más ‘lo pequeño que lo masivo’. Y esas pequeñas historias dejan huellas imborrables y experiencias que se llevan para siempre en el corazón.

Pascuas

En estas Pascuas, desde la Asociación Civil Hombre Nuevo, los invitamos y nos invitamos a reflexionar sobre nuestra Fe, nuestro compromiso y nuestra actitud como cristianos. Para ello, tomamos la figura de Simón de Cirene, quien como muchos de nosotros, está en el camino por donde pasa el Señor y recibe un llamado a prestarle ayuda.

Simón de Cirene, volviendo de pescar se dirigía a su casa y en el camino se encuentra con aquella caravana que iba hacia el Calvario. Entonces fue obligado a cargar la Cruz de nuestro Señor, algo que al comienzo le produjo una cierta rebeldía para alguien que sentía que no tenía nada que ver con eso que allí ocurría.

De ese encuentro involuntario acompañando a Jesús y compartiendo el peso de la Cruz, Simón de Cirene comprendió que era una gracia poder caminar junto a Él y socorrerlo.

El misterio de Jesús le llegó al corazón.

Nosotros en nuestra vida cotidiana pasamos diariamente al lado de Jesús, representado en nuestros hermanos en situación de calle, en los niños a los que debemos apoyar para que puedan crecer con valores, en las heridas que sufrimos como sociedad. Y a veces tratamos de no verlo, de ignorar esas realidades, de no seguir a esa caravana.

Por otra parte, también muchos de nosotros aceptamos ayudar a Cristo con su Cruz y nos disponemos a alcanzar un plato de comida, colaborar con un niño, apoyar a un anciano. Unidos en las Obras de nuestra Asociación podemos ayudar a cargar la Cruz de los más necesitados.

Jesús nos dice: «El que quiera venir conmigo, que se niegue a sí mismo, que cargue con su cruz y me siga»; por eso, como Simón de Cirene, cada vez que amparamos a quienes más sufren, ayudamos a cargar la Cruz de Cristo.

Unidos por las obras en el Inst. Juan Pablo II

Este 8 de marzo de 2018 se realizó el corte de cintas de las nuevas aulas del Instituto Juan Pablo II con la presencia de integrantes de las distintas obras de la Asociación Civil Hombre Nuevo.

En un emotivo encuentro, se inauguró este 8 de marzo un nuevo edificio en nuestro Instituto Juan Pablo II, donde junto a las autoridades, docentes, alumnos y familiares de la Institución, estuvieron presentes, el  presidente de la Asociación Civil Hombre Nuevo, Miguel Cavatorta, su coordinadora general Norma Salinas y voluntarios y asistentes de Peregrinos, Hogar el Buen Samaritano, Club Juan Pablo II y Promoción Humana.

Unidos por el acto, todos los que formamos parte de Hombre Nuevo, encontramos en estos momentos fuerzas para renovar nuestra misión de “facilitar la promoción de las personas, con preferencia por los más pobres”.

El nuevo edificio del Instituto Parroquial Juan Pablo II, cuenta con seis amplias aulas, baños para varones, mujeres y discapacitados, además de un área para administración. Está previsto además, que a medida que sea posible y necesario, se podrán agregar dos nuevas plantas de similares características y espacio. Es de destacar la calidad constructiva de las nuevas instalaciones que serán la sede del nivel secundario de la institución y cuentan con 800m2  aproximadamente.

Desde hace poco más de 10 años, en las viejas instalaciones de Radio María, voluntarios y vecinos del Barrio Ampliación Primero de mayo dieron inicio al actual `Instituto Juan Pablo II´. “se comenzó a trabajar para crear el Instituto, reuniéndonos casi todos los días, visitando a los vecinos del barrio casa por casa y con el esfuerzo de todos: Padres, abuelos y la guía de voluntarios se arreglaron las que iban a ser las primeras aulas. De a poco fueron apareciendo los chicos”, contaron las madres Mónica Vega y Maribel Soler que representaron a los familiares en el acto.

Eso que hace 10 años solo era un sueño hoy es una realidad de casi 700 alumnos en los dos turnos y los tres niveles. “La escuela es una oportunidad de cambio para cada uno de ustedes, para la institución y para el barrio, y a medida que ustedes mejoren y crezcan en formación  y valores,  también lo estarán haciendo por ustedes y sus familias, por nuestro Instituto y por el barrio”, afirmó Miguel Cavatorta a su turno.

Como Organización, en Hombre Nuevo comprendemos que la escuela es un lugar de bienvenida, donde tratamos de transmitir el mundo a los jóvenes y adolescentes, nuestros valores cristianos y proponemos la alegría del encuentro entre generaciones permitiendo compartir la herencia de nuestros valores y costumbres, así como el conocimiento, para modificar el medio en que vivimos y posibilitarnos nuevas oportunidades.

Con una oración especial a San Juan Pablo II, cerró el acto que incluyó una bendición a las obras por parte de todos los presentes.

Compartiendo experiencia

Como parte de la celebración por los tres años del Club Juan Pablo II, los jugadores de Talleres, Ijiel Protti y Mauro González, visitaron el predio y compartieron con niños y jóvenes su experiencia profesional y destacaron la importancia de los valores.

Ijiel Protti y Mauro González forman parte del plantel profesional del Club Atlético Talleres, por lo que el día 26 de mayo, con motivo  de la celebración por los tres años del Club Juan Pablo II, visitaron el predio y compartieron una charla con los niños y jóvenes deportistas que estaban presentes.

Ambos jugadores hoy se desempeñan en las inferiores de Talleres, y en su paso por el club destacaron la importancia de la formación en valores y la educación como pilares fundamentales de la persona para luego formarse en la faz profesional.

En ese sentido, Ijiel destacó: “vinimos al club a visitar a los chicos en este día tan especial, para compartir y aconsejarlos, que antes que ser profesional hay que ser una buena persona. Primero está la escuela, la formación como persona y después está el futbol”, adelantó, para luego agregar que compartieron con los chicos “la importancia del cuidado personal para llegar a ser profesionales”.

Por otra parte, Mauro González, destacó el esfuerzo del club Talleres en “la formación como persona por sobre el jugador en esta etapa” y valoró “lo importante que es tener un entrenador o un profe que te aconseje, y ayude a formarte en esta etapa, para luego poder dar lo mejor en la etapa profesional. La educación te abre todas las puertas”, concluyó.

Festejamos 3 años apoyando a los jóvenes con educación y valores

Hombre Nuevo festeja este viernes 26 de mayo los primeros tres años como responsable de la gestión académica y administrativa del Colegio Parroquial y del inicio del Club, Juan Pablo II.

Hace tres años nuestra Obra daba un paso fundamental para apoyar a los jóvenes y las familias de la zona sureste de la ciudad, cuando el 26 de mayo de 2014 el Arzobispado de Córdoba cedió a Hombre nuevo la responsabilidad de gestionar académica y administrativamente, el Colegio Parroquial Juan Pablo II. Ese mismo día, horas más tarde, recibíamos las llaves del predio del Club Fiat donde hoy funciona el Club Juan Pablo II.
No fue casualidad, fue causalidad. Desde un primer momento nuestra Asociación trabajó para atender a los sectores más frágiles de nuestra sociedad. Empezamos por los adultos en situación de calle (Peregrinos y Hogar Buen Samaritano) y luego pusimos el esfuerzo en los niños y los adolescentes, mediante la formación en valores a través de la educación formal y el deporte.
En estos tres años, muchas cosas cambiaron. Por un lado, en el Colegio fundado en el predio donde en 1997 comenzó a funcionar Radio María, iniciamos una etapa de reconstrucción del proyecto educativo apelando a una pedagogía del encuentro, que anuncia, celebra y da testimonio cristiano; donde se valora y evangeliza desde lo social y cultural.
Hoy el Instituto Juan Pablo II atiende 300 alumnos de nivel inicial, primario y desde el 2015 nivel secundario; en una amplia zona donde la carencia de servicios básicos, dificultades con el transporte, la violencia familiar, la droga y la delincuencia; son moneda corriente en varios sectores.
Por otra parte, en el Club Fiat, construimos el Club Juan Pablo II, un espacio recreativo de esparcimiento y contención para que niños y jóvenes se formen en valores utilizando el juego y el deporte como herramienta estratégica, ya que constituyen un motor fundamental desde el cual trabajar y abordar una verdadera transformación personal y social.
En esta Obra, acompañamos el desarrollo integral, como puntos de partida interviniendo en problemáticas tales como adicciones e inseguridad, mejorando las condiciones de convivencia desde la inclusión social a través de la recreación y el esparcimiento de niños, adolescentes, jóvenes y sus familias. Particularmente aquellos que se encuentran en situación de alta vulnerabilidad y riesgo social.

Día de San Felipe Neri, patrono de educadores
El día 26 de mayo, es además especial para nosotros, porque es el día de San Felipe Neri, patrono de educadores y fundador del Oratorio en Roma. “Quien quiera algo que no sea Cristo, no sabe lo que quiere; quien pida algo que no sea Cristo, no sabe lo que pide; quien no trabaje por Cristo, no sabe lo que hace”, decía San Felipe, y en ese legado trabajamos cada día.
San Felipe nació en Florencia, Italia, en 1515. Desde pequeño demostraba alegría, amabilidad y bondad entre quienes lo rodeaban.
En Roma, luego de renunciar a las comodidades se dedicó a enseñar catecismo a los pobres, y por ser tan simpático en su modo de tratar a la gente, llegaba con su mensaje a obreros, empleados, vendedores y niños de la calle, a los que, según cuentan solía preguntarles: “amigo ¿y cuándo vamos a empezar a volvernos mejores?”.

Toneo Anual de Patín

Las chicas pertenecientes a la Escuela de Patín Artístico Marín tuvieron su primer Torneo anual de la Liga Lipac en  Berrotarán, Córdoba acompañadas por su profesora Micaela Marín.

Desde Hombre Nuevo celebramos junto a ellas la felicidad de haber podido ser parte de este gran Torneo.

A continuación mostramos las menciones y puestos de las participantes.

Categoría Principiantes
Loyola Uma mención
Soria Camila mención
Ávila Angelina mención
Peralta Lara mención

Categoría formativa
Luna guzman 2 puesto
Seimande Martina 1 puesto
Perez Guadalupe 3 puesto
Incardona Lourdes 8 puesto
Mora luna 4 puesto
Aznal Antonella 1 puesto
Vallejos Daiana 5 puesto
Sol Tapia 1 puesto
Cierciellutti lucia 2 puesto
Luna Ariadna 2 puesto
Obolevich victoria 1 puesto
Iñiguez lucia 1 puesto

Categoría Quinta
Velez alma 2 puesto
Barbatti Tiziana 2 puesto
Sbeghen Martina 1 puesto

Categoría Cuarta
Ibarra valentina 1 puesto
Carbonell amira 2 puesto
Unía Guadalupe 3 puesto

¡Todas Patinaron bellísimo!