Balance Social 2016: Peregrinos

Desde este proyecto específico de servicio en “la calle”, buscamos: asistir en las necesidades básicas de alimentación, vestimenta y cuidados primarios de la salud, a nuestros hermanos que viven de manera permanente en la calle, y están, preferentemente, dentro de la jurisdicción del micro – centro de nuestra ciudad y que por una imposibilidad FÍSICA, PSÍQUICA O SOCIAL, no pueden asistir diariamente a desayunadores, comedores y/o merenderos o alguna otra Institución que les brinde ayuda.

Durante este año 2016, asistimos a una población fija de 12 personas. Dos de ellas dejaron la calle y decidieron ir a vivir al Hogar “El Buen Samaritano” (Felipe, que hacía 15 años que era visitado por nosotros a través de este servicio y Domingo, que hacía 12 años que lo visitabamos).

El servicio contó con el voluntariado de 13 personas, de las cuales 6 ingresaron en el transcurso de este año.

Como espacio de Formación específica, se participó de cinco encuentros propuestos por la Defensoría del Pueblo de la Provincia de Córdoba, en la temática de “Abordaje de las personas en situación de calle”.

 

Con relación al año 2015 se extendió el recorrido a la Plaza Alberdi. En cuanto a las porciones que se llevan en cada jornada, no hubo cambios con relación al año anterior, entre 9 y 12 por día, dependiendo de las posibilidades de cada grupo.

Otro hecho positivo fue la realización de reuniones mensuales donde pudimos compartir los voluntarios todo lo operativo del servicio.

Además participaron como otros años en el segundo semestre, jóvenes estudiantes de la Universidad Siglo XXI, que cumplen con el cursado de una materia de sus carreras.

Para terminar deseamos expresar que este año, hemos trabajado con mucho cariño y dedicación sosteniendo lo que cada uno hace y con el compromiso de continuar Dios mediante en la tarea a la que hemos sido llamados ¡Vamos por más!