Caridad Pastoral

Teniendo como fuente y eje orientador los sentimientos de Jesús, con empatía y gracia de discernimiento, puede ayudar a otros a identificar, despertar y desarrollar los dones que tienen para construir un mundo mejor (Jn. 2, 1-11 Bodas de Caná).

Los que somos parte integrante de Hombre Nuevo, estamos invitados a salir al encuentro de nuestros hermanos más vulnerables, desde una actitud de escucha, servicio, hospitalidad y particularmente de ‘Valoración’, ‘Dignificación’ y ‘Promoción Humana’, favoreciendo el protagonismo de las personas en su propio desarrollo, respetando su individualidad y posibilidad de crecimiento

Participamos de esta obra, haciendo presente a Jesús… somos un ‘signo de su presencia’ en este tiempo (no somos una obra faraónica). Somos un signo de la Providencia de Dios que actúa en la historia.

La evangelización comprende necesariamente todo el ámbito de la Promoción Humana. Es nuestro deber, trabajar por la liberación total del Hombre.