Hogar el Buen Samaritano: nos dejó Carlos, para ir a la casa del Padre.

El querido Carlos Córdoba, nos dejó ayer a sus 65 años luego de compartir con nosotros las últimas etapas de su vida. Una vida dura, a la que logró cambiarle el rumbo con mucho esfuerzo para superar el dolor.

Carlos, nació y creció al margen de casi todo, y lo que no pudo vivir como niño en una escuela lo pago en la cárcel durante largo tiempo, lo que le dejó el rostro marcado por las huellas del dolor. Era serio, y aunque a veces reía, se mostraba un poco gruñón a pesar de que estaba pasando una etapa muy importante de su vida, ya que había logrado escolarizarse e integrarse en nuestro Hogar.

Hace un tiempo en una nota en La Voz del Interior contó, un poco de sus penurias. Sin embargo, cada día que pasaba, su integración era mayor con cada uno de los que viven en el Hogar el Buen Samaritano.

Vivió en los hogares María Justa, Padre Hurtado y desde hace tres años vivía con nosotros, donde según afirmaba encontró “a su familia”.

A nosotros nos queda la alegría de haber compartido con él, muchos aprendizajes;  también haberle ofrecido nuestro acompañamiento en todo este tiempo y nos alegramos que pudiera retomar los lazos con su hermana, hermano y sobrinos en ese proceso de integración social que se animó a recorrer.

Referencia: http://bit.ly/Carlos-Cordoba

Asociación Civil Hombre Nuevo