Hogar El Buen Samaritano

Una respuesta para los hermanos en situación de calle.

Cuando evocamos un hogar nos remontamos a un lugar alrededor del fuego, al calor donde se prepara la comida, a una reunión familiar, a la sensación de calma y protección que dá el estar juntos.

Por eso, para dar respuesta a los hermanos que viven en situación de calle, y que deciden retornar a la contención de una casa tras la intervención de nuestros Peregrinos, pensamos en un Hogar. El Buen Samaritano es ese espacio creado por la Asociación Civil Hombre Nuevo para dar acompañamiento integral a nuestros “abuelos”.

El Buen Samaritano es un Hogar de puertas abiertas ubicado en Obispo Clara 277 de Barrio San Martín, entregado en comodato por el Arzobispado de Córdoba, que alberga a 11 “abuelos y abuelas” a los que se les ofrece atención de salud, de sus adicciones, laborterapia, en un marco de afecto y contención.

El Hogar cuenta con la colaboración de voluntarios que desarrollan tareas de acompañamiento terapéutico, y que comparten su tiempo con los residentes, a quienes escuchan y ayudan a rehacer sus vínculos familiares. También los apoyan en la realización de trabajos manuales para el mantenimiento del Hogar. Jardinería, limpieza, electricidad, son algunas de las tareas diarias, junto a laborterapia y actividades de recreación.

El Hogar El Buen Samaritano intenta satisfacer las necesidades básicas desde el punto de vista físico, social, psicológico, y espiritual de los residentes. Como en la parábola del Evangelio, se trata de ayudar a ese prójimo que fue encontrado golpeado y maltratado en el camino, para que se reponga y continúe con una vida digna.